viernes, 21 de julio de 2017

La última moneda bizantina, acuñada en 1453 durante el sitio de Constantinopla

Stauraton de Constantino XI Paleólogo - Constantinopla 1453
Stauraton de Constantino XI Paleólogo - Constantinopla 1453

Los últimos días del imperio


En 1449, cuando Constantino XI Paleólogo ascendió al trono tras la muerte de su hermano Juan VIII, el imperio bizantino conservaba muy poco de su antiguo esplendor y había quedado reducido prácticamente al recinto amurallado de Constantinopla y a unas pocas islas y fortalezas dispersas. Las nuevas potencias mercantiles italianas, Venecia y Génova, dominaban su comercio, y los turcos otomanos controlaban la mayoría de sus antiguos territorios. A pesar de su escasa importancia material, la importancia simbólica del diminuto imperio era enorme. Los ocupantes de su trono podían vanagloriarse de ser los sucesores directos de Constantino el grande, de Augusto y hasta de Rómulo!
 
Miniatura con retrato de Constantino XI
Los sólidos de oro ya no se acuñaban en Constantinopla desde hacía largo tiempo y los florines de oro de Florencia y los ducados de Venecia se habían convertido en las principales divisas internacionales de la época, reflejando el éxito económico de los italianos y el colapso de los griegos. En la otrora poderosa capital bizantina sólo se acuñaban ahora pequeñas y crudas monedas de plata destinadas al uso local. La principal denominación era el stauraton, una moneda de 6,5 gramos de plata, de la que también circulaban fracciones más pequeñas.

Cuando en 1451 ascendió al trono otomano el ambicioso Mehmed II, se fijó como un objetivo prioritario la conquista de Constantinopla. Mehmed llevó adelante una campaña cuidadosamente planificada, mediante la que fue cerrando de manera cada vez más efectiva el cerco sobre la capital hasta finalmente sitiarla por mar y tierra en 1453. A pesar de que el sultán contaba con un ejército de más de 100.000 hombres, con una poderosa flota y destructivos cañones, el asedio se prolongó por varios meses debido a la solidez de las antiguas murallas y al coraje y habilidad de los apenas 7.000 defensores. Finalmente, la ciudad fue tomada el 29 de mayo de 1453 y Constantino XI murió en la refriega.

Asedio de Constantinopla - 1453

La última moneda bizantina


Tradicionalmente se creía que Constantino XI no había tenido ocasión de acuñar monedas durante su breve y convulsionado reinado, pues no se conocía ninguna con su nombre.

En 1974, una primera moneda del último emperador bizantino fue descubierta por el numismático Simon Bendall. Unos años más tarde, en la década de 1980, un tesoro de alrededor de 80 piezas de Constantino XI apareció en Estambul. Éstas eran evidentemente monedas de emergencia acuñadas durante asedio con la plata obtenida mediante la fundición de los cálices de las iglesias de la ciudad para pagar a los soldados. El tesoro representa probablemente los ahorros de uno de esos soldados que no vivió para recuperarlos.

En el anverso, vemos una imagen incompleta de Cristo. En el reverso, un crudo retrato del emperador, acompañado de una inscripción de muy difícil lectura: KWNCTANTINOC ΔΕCΠΟΤΗC Ο ΠΑΛΕΟΛΟΓ en el círculo exterior. ΘV ΧΑΡΙΤΗ ΒΑCΙΛΕΩC ΡΟΜΕΟΝ en el círculo interior. La misma puede traducirse como “Déspota Constantino Paleólogo, emperador de los romanos por la gracia de dios”.

A pesar de su crudeza, estas monedas son muy deseadas por los coleccionistas dada su gran importancia histórica. El ejemplar cuya imagen encabeza esta entrada fue subastado en 2011 por 80.000 dólares.



viernes, 7 de julio de 2017

El “Brasher doubloon”, una de las monedas más valiosas del mundo


Una moneda de acuñación privada


En las últimas décadas del siglo XIX, Ephraim Brasher, era uno de los más distinguidos joyeros y orfebres de Nueva York. Entre sus muchas actividades comerciales, Brasher se dedicaba también a garantizar para sus clientes la calidad de las monedas extranjeras que circulaban por la región. A las piezas que había controlado las estampaba con sus iniciales, que valían como una marca de calidad.

Impulsado probablemente por el éxito de este servicio y por la escasez de circulante en el estado de Nueva York, Brasher presentó en 1787 una petición a las autoridades de Nueva York para acuñar de manera privada monedas de cobre. La petición fue denegada, pero Brasher produjo durante los próximos años algunas pocas monedas de cobre y un número muy reducido de monedas de oro con un peso cercano al del doblón español.

Algunas de estas últimas piezas se han conservado y se encuentran entre los tesoros numismáticos más importantes de la historia de los EE.UU., por lo que alcanzan en subasta regularmente valores millonarios. El más alto registrado fue el de un ejemplar subastado en 2011, que llegó a los 7.400.000 dólares. Otros ejemplares han sido subastados por valores de entre dos y tres millones.


Los motivos de anverso y reverso


El reverso del doblón de Brasher mostraba el sello del Estado de Nueva York, representando el sol que se alza sobre una montaña con el mar en primer plano rodeado de las leyendas: "NOVA EBORACA", "COLUMBIA" y el lema estatal "EXCELSIOR". Brasher también firmó las monedas agregando su nombre debajo de la escena.

El anverso muestra el águila de los EEUU con el escudo y el lema nacional inusualmente redactado "UNUM E PLURIBUS" y la fecha 1787. Brasher estampó los reversos con el sello que usaba para las monedas extranjeras cuya calidad él había garantizado.

Los motivos tienen gran belleza y demuestran la calidad del trabajo artesanal de Brasher, particularmente la escena del reverso, que tiene un estilo muy original.

sábado, 17 de junio de 2017

Las monedas del emperador Tiberio y el famoso sestercio con el Carpentum

Áureo de Tiberio RIC 24
Áureo de Tiberio RIC 24

La sucesión de Augusto


Desde los mismos comienzos del reinado de Augusto, el problema de la sucesión ocupó un lugar central en la agenda política del nuevo régimen. Contra todo pronóstico, a pesar de su condición enfermiza, el prínceps sobrevivió a sus candidatos favoritos y no tuvo más alternativa que designar finalmente como su sucesor a Tiberio (el hijo de su esposa Livia de un primer matrimonio con T. Claudio Nerón), a quien en todas sus elecciones anteriores había dejado al margen.

Denario de Tiberio RIC 4
Denario de Tiberio RIC 4


Tiberio ascendió al trono en el año 14 d.C. y se enfrentó a la difícil tarea de ocupar una posición que había estado íntimamente ligada al carisma y autoridad de Augusto. En consonancia con esta situación, los primeros años del reinado de Tiberio estuvieron marcados por un cierto nivel de moderación y experimentación que, sin embargo, no parece haber beneficiado mucho a la imagen del emperador, ni con sus contemporáneos, ni con la posteridad. El nuevo soberano se esforzó por presentarse, en todos los planos, como un continuador estricto de las políticas de la última etapa del reinado de su predecesor. Ello es claramente visible en materia monetaria, ámbito en el que Tiberio casi no introdujo ningún cambio.

Quinario de Tiberio RIC 16
Quinario de Tiberio RIC 16

La nueva iconografía de Tiberio


El único punto en el que puede reconocerse una ruptura con la práctica de Augusto es en la iconografía. Mientras que la producción monetaria de este último se caracteriza por una gran variedad de tipos, la de Tiberio, a pesar de que reinó por 22 años, se concentra sólo en algunos pocos motivos, cuyo contenido es principalmente dinástico, exaltando la conexión con Augusto y con Livia. En lo que se refiere específicamente a los áureos y denarios, durante todo el reinado de Tiberio se acuñaron sólo tres tipos de reverso.

Denario de Tiberio RIC 28
Denario de Tiberio RIC 28


En el primero vemos al emperador coronado de laureles en cuadriga portando un cetro con un águila en la punta. En el segundo, el busto de Augusto divinizado con una estrella de seis puntas encima. En el tercero, una representación de pax sentada en un trono sosteniendo un cetro en la mano derecha y una rama de olivo en la izquierda. La figura de pa es también asimilada tradicionalmente a la de Livia. Este último tipo es, por mucho, el más frecuente, siendo evidente que fue acuñado sin variaciones durante gran parte del reinado de Tiberio.  Lo mismo sucede con los quinarios, que llevan invariablemente el tipo de reverso Victoria sobre globo.

El sestercio con el carpentum en honor a Livia



Sestercio de Tiberio RIC 51
Sestercio de Tiberio RIC 51

En las monedas de bronce los tipos de reverso son un poco más variados. Especialmente interesante es el tipo del Carpentum, que hace su aparición para honrar a la figura de Livia. El Carpentum era un carro de dos ruedas generalmente tirado por mulas. El mismo había sido tradicionalmente utilizado por las matronas romanas en determinadas procesiones festivas, pero con el tiempo su uso fue prohibido dentro de la urbe y conferido por las autoridades sólo como una marca de distinción especial. El Carpentum aparece en sestercios de Tiberio del 22/23 d.C., acompañado de la leyenda S P Q R / IVLIAE / AVGVST. Livia había sufrido una grave enfermedad y se cree que, tras su recuperación, el senado le confirió el derecho a usar este tipo de carruaje. 

Otra posibilidad es que la representación se refiera a un coche de este tipo utilizado en las ceremonias de acción de gracias por su recuperación. Desde este momento el carpentum se transformara en parte estándar del repertorio numismático romano del Alto Imperio para honrar a mujeres de la casa imperial. Sestercios con este motivo se acuñarán en honor de Agripina la mayor, Domitilla y Julia (madre y hermana de Tito), Marciana (hermana de Trajano) y las dos Faustinas (esposa e hija de Antonino Pío).